D.O. Yecla

Barahonda está situada en la Denominación de Origen Yecla, en la comarca del Altiplano, una zona de transición entre la meseta y el Mediterráneo rodeada por un anillo de montañas bajas y sierra.

La milenaria tradición vinícola de esta región se remonta al tiempo de los fenicios, que ya cultivaban la vid en estas tierras de suelo pobre y clima extremo.

En los últimos años la pequeña D.O. Yecla ha ganado un rápido reconocimiento por el carácter peculiar y la calidad de sus vinos elaborados con la variedad autóctona Monastrell.

En la actualidad, D.O. Yecla acoge unas 6.500 has de viñedo.

Historia

Yecla obtiene la denominación de origen en 1975. Veinte años antes las bodegas ya habían comenzado a proclamar la calidad de sus vinos, que tomando un nuevo camino dejaban atrás los antiguos más robustos, para ofrecer nuevos e interesantes tintos embotellados, la mayoría de los cuáles explota el gran potencial de la uva Monastrell.

El Suelo

La Denominación de Origen comprende el término municipal de Yecla, al sureste de la Península, en la Región de Murcia. El relieve yeclano, con suelos de roca caliza, profundos y de gran permeabilidad, dibuja un viñedo situado a una altitud de entre 400 y 800 metros sobre el nivel del mar.

Visión vanguardista

En el presente la tecnología se funde con la tradición para garantizar una estabilidad agradable y duradera que genera multitud de propuestas nacidas de la experiencia de los enólogos de las diferentes bodegas. Una propuesta rica, diversa y capacitada para encontrar adeptos en cualquier lugar del mundo.

Nuestros viñedos

Crecen a una altitud entre 400 y 800 m sobre el nivel del mar, en suelos profundos formados por rocas calizas y pobres en materias orgánicas. El clima es continental, con temperaturas que oscilan entre los -6 °C en invierno y los 40 °C en verano. Todos estos factores, junto a una escasa pluviometría y el salto térmico entre el día y la noche, producen una maduración lenta y favorecen la concentración y la intensidad de sabores, color y aromas en las uvas.

En la actualidad contamos con 150 hectáreas en propiedad y 600 hectáreas controladas por nuestro departamento técnico agrícola, con el fin de obtener las mejores uvas.
Las viñas están plantadas siguiendo un modelo rectangular o cuadrado (según sea vaso o espaldera) con una densidad de plantación que varía entre las 1200 cepas por ha. cultivadas en secano y 2900 cepas por ha, en regadío.

En ambos casos se permite la condición de viñedo en vaso o espaldera.